La territorialidad del gato: marcaje felino


El gato es un animal territorial. Esto significa que establece un área en el que desarrolla todo su ciclo vital, defendiendo activamente este área frente a otros animales de su especie. Esto va acorde con la biología de su antecesor, el Gato salvaje africano (Felix silvestris lybica): animal  independiente, solitario y territorial .

Gato salvaje africano © Africa Geographic

Gato salvaje africano © Africa Geographic

 

Las ventajas del establecimiento de un territorio frente a otros métodos como el “campeo”, radican en:

– evitar competencia por recursos alimenticios,

– establecimiento de “áreas seguras” frente a depredadores,

– acceso a la reproducción y cría.

En el gato doméstico la conducta territorial  conduce a la aparición de determinados comportamientos que afectan a la convivencia con el ser humano:

– la no tolerancia de muchos gatos a la presencia de otros gatos en su entorno,

– la aparición de marcajes territoriales, no solo con orina, sino también podal y facial,

– la respuesta de estrés del gato frente a cambios en su entorno y frente a cambios de domicilio.

La motivación mas importante del gato para mantener un territorio es la percepción de un entorno seguro. Debemos recordar que el gato es un predador (caza presas), pero también es predado (es cazado por otros animales). Gran parte de la conducta del gato actual está basada en la anticipación o prevención de la aparición de posibles depredadores y/o competidores (hipervigilancia, marcaje, establecimiento de puestos de vigía, conductas autodefensivas anticipadas, etc.).

El gato organiza la vivienda donde vive

Zona de descanso © Etología Veterinaria Asturias

Zona de descanso © Etología Veterinaria Asturias

La domesticación del gato implica que ha dejado de vivir en su hábitat natural para compartir  vivienda con los humanos.

Cuando este territorio es limitado, como en gatos “indoor”, el gato  organiza las habitaciones de la  vivienda  en zonas de actividad, de reposo, de juego, de ejercicio, de eliminación, etc.

En su organización se incluyen las tres dimensiones del espacio, incluyendo la parte de arriba de los muebles, armarios, estanterías, etc.

Como parte de su comportamiento natural también figura el dejar sus marcas, igual que nosotros dejamos las nuestras (fotos, notas, objetos personales, etc) en forma de arañazos, frotamiento de cuerpo o spray de orina. Una vez que ha organizado su vivienda a la “manera” felina, se convierte en un lugar adaptado a sus necesidades, incluso, agradable para el gato (aunque para el humano pueda resultar desagradable).

 

 Apuntes sobre marcaje felino: marcaje con orina, marcaje facial  y marcaje podal.

La finalidad del marcaje territorial es:

delimitación de los límites territoriales, así como de los puntos de acceso a este.

aviso para evitar la intrusión de posibles competidores

tarjeta de presentación, ya que proporciona información acerca del sexo, estatus reproductivo, edad, cercanía, etc.

Se trata, en definitiva, de un método de “defensa preventiva”.

  • Existen tres métodos de marcaje utilizados por los gatos domésticos:  marcaje con orina, marcaje facial  y marcaje podal.

MARCAJE CON ORINA

Es uno de los problemas que genera mas consultas a los especialistas, debido a que afecta significativamente a la convivencia familiar; del mismo modo, es una de las causas habituales de abandono.

Marcaje con orina © Etologia Veterinaria Asturias

Marcaje con orina © Etología Veterinaria Asturias

El gato marca en una superficie vertical. Eleva la cola mientras esta  “vibra”, lanzando uno o varios spray de orina hacia atrás. El olor de la orina de marcaje es característico y persistente en el tiempo. Los felinos salvajes, como el lince, gato montés o tigre, realizan el mismo tipo de marcaje en sus zonas de campeo, formando parte de su comportamiento natural.

Este tipo de marcaje se ve aumentado si el gato está sometido a algún tipo de estrés o sufre diversas formas de ansiedad provocadas por un ambiente físico o social inadecuado.

 Si diagnosticamos cual es la causa que produce dicho marcaje (en muchas ocasiones debido a estrés ambiental y/o social) podemos ayudar a mejorar la calidad de vida de nuestros gatos.

 

Micción normalizada en el gato doméstico © Etología Veterinaria Asturias

Micción normalizada en el gato doméstico © Etología Veterinaria Asturias

Hay que diferenciar el marcaje territorial de la micción inadecuada. Esta última, se refiere al uso inadecuado de la bandeja de arena o a la micción/defecación en lugares inadecuados. En este caso es importante diagnosticar correctamente la causa de la micción inadecuada para realizar un manejo eficaz de este problema.

 

 

 

 

 

MARCAJE FACIAL

 

Marcaje facial © Etología Veterinaria Asturias

Marcaje facial © Etología Veterinaria Asturias

Es llevado a cabo cuando el gato frota sus carrillos con objetos verticales (patas de sillas, esquinas de muebles, piernas, etc.). Este marcaje es llevado a cabo principalmente en lugares de tránsito. Su significado es semejante a “he pasado por aqui y estoy cerca”. De esta manera deposita feromonas en  el “objeto” marcado (ya sea inanimado o animado). El gato marca frotando su entorno familiar porque el hacerlo  conlleva una cierta percepción de tolerancia social por parte del gato.

El tipo de feromonas depositadas han sido analizadas y sintetizadas para utilizarse,  en determinados casos,  para  reducir el estrés producido por la convivencia entre varios gatos.

 

 

 

 

 

MARCAJE PODAL 

Es interpretado popularmente como un intento del gato de “afilarse las uñas”. En realidad se trata de un tipo de marcaje territorial que implica que el gato ha depositado señales, tanto químicas (feromonas), como visuales (“arañazos” en el mobiliario). Es realizado en los accesos a lugares de reposo que el gato considera importantes (de ahí la frecuencia con que es llevado a cabo en el sofá). A este tipo de marcaje se le podría considerar como “marcas de propiedad”, parecido a un cartel que indica “Propiedad Privada, prohibido el paso”

 

Marcaje podal © Etología Veterinaria Asturias

Marcaje podal © Etología Veterinaria Asturias

Debemos saber que es una conducta natural y necesaria para el gato, y no debemos, por tanto, intentar eliminarla sino “redirigirla hacia lugares adecuados”. No hay que confundir el marcaje podal con la “postura de desperezamiento” del gato (la diferencia entre ambas radica en el contexto espacial y temporal en un momento dado).

 

 

 

ARKive video - Iberian lynx scratching a tree

Otros felinos salvajes, como el lince, gato montés o tigre, realizan el mismo tipo de marcaje en sus zonas de campeo, formando parte de su comportamiento natural. En el siguiente vídeo se puede visualizar como un Lince Ibérico realiza un marcaje podal el un árbol dentro de su territorio.

 

 

 

 

 

 

Si diagnosticamos cual es la causa que produce las molestias por marcaje  podemos ayudar a mejorar la calidad de vida de nuestros gatos y gatas, a la vez que mejorar nuestra convivencia con ellos
¡Contáis con nuestra ayuda para este fin!

 

Por   Alberto Macías -Veterinario y etólogo –  

y Virginia Nieto – Bióloga y Ayundante técnico veterinario-

 

Puedes solicitar más información : Tlf. 627 408 171 | alberto@etologiaveterinariaasturias.es
 Formulario de contacto | Preguntas Frecuentes
¡Comparte!